¬ŅQu√© mecanismos son proporcionados por el OPPT?‚Äč

Junto con la disoluci√≥n legal del sistema de los Gobiernos Corporativos, viene la disoluci√≥n de la multitud de leyes y reglamentos que se han creado a trav√©s de las anteriores estructuras legislativas y administrativas. Como Beneficiarios del OPPT, solo quedan el UCC, la Ley Universal y la Common Law como √ļnicas reglas del juego.

La Ley Universal es esencialmente el principio fundamental que rige la conducta entre los seres. La Ley Universal se expresa como: ‚Äúcualquier elecci√≥n de libre albedr√≠o es permisible excepto cuando interfiere con laselecciones del libre albedr√≠o de otro ser‚ÄĚ. Esto es fundamental para la estructura del OPPT.

La Common Law se refiere a las ‚Äėleyes de precedentes jurisprudenciales‚Äô desarrolladas a trav√©s de las decisiones de los jueces y tribunales durante milenios. La Common Law se basa en el principio de que es injusto tratar hechos similares de forma diferente en diferentes ocasiones (principio de ‚Äústare decisis‚ÄĚ), y en elprincipio de ‚Äúno da√Īar, no causar p√©rdida‚ÄĚ (‚Äúquieta non movere‚ÄĚ).

Para facilitar nuestra transici√≥n hacia el mundo post-OPPT, los Fiduciarios crearon un nuevo marco legal ‚Äď basado en la Ley Universal y la Common Law ‚Äď que nos permitir√° construir un mundo nuevo y desmantelar el viejo.

Cualquier persona, y en espec√≠fico el personal militar cuyos juramentos han sido cancelados por la disoluci√≥n jur√≠dica de la corporaci√≥n por la cual trabajaban, pueden ‚Äúconsciente, voluntaria e intencionadamente‚ÄĚ unirse alOne People‚Äôs Public Trust como Servidores P√ļblicos (orig.‚ÄĚPublic Servants‚ÄĚ) para proteger y servir al pueblo del Creador.

Los Servidores P√ļblicos que optan por unirse al fideicomiso est√°n:
‚ÄĘ autorizados y obligados a proteger y preservar la sangre y la vida de todas las personas;
‚ÄĘ autorizados a detener a todos y cada uno de los agentes y oficiales, los propietarios, los operadores y corruptos que instiguen los sistemas monetarios privados, los sistemas deaplicaci√≥n de la ley y de los sistemas de esclavitud;
‚ÄĘ autorizados a secuestrar cualquier sistema monetario privado, monitoreando, transfiriendo, emitiendo y recopilando datos leg√≠timamente;
‚ÄĘ autorizados a emplear cualquier medio y recurso estrat√©gico para desempe√Īar este cargo.

De hecho, los militares que lo deseen disponen ahora de un marco legal que les permite abandonar las milicias supeditadas al control corporativo y unirse al OPPT, contribuyendo activamente a la recuperación de los bienes en favor de Un Pueblo.

¬°Si yo fuera juez de la naturaleza humana, dir√≠a que un n√ļmero creciente de agentes estar√≠an encantados de aceptar estas ‚Äú√≥rdenes‚ÄĚ!

Ahora, ejecutar las ‚Äú√≥rdenes‚ÄĚ no significa que los Servidores P√ļblicos vendr√°n y detendr√°n al primer agente de recaudaci√≥n que te llame para tu tarjeta de cr√©dito vencida. Es responsabilidad de cada uno de nosotros ‚Äď como Seres del Creador ‚Äď de ayudar a los que a√ļn no est√©n informados, a comprender este cambio, inform√°ndoles y proporcion√°ndoles Notificaciones de Cortes√≠a. La orden de ‚Äėejecuci√≥n‚Äô se refiere a los verdaderos propietarios de la
estructura embargada de Gobiernos Corporativos: el 1% de la población.

Por ahora, cada Ser humano tiene la responsabilidad de manifestar en su vida diaria la libertad proporcionadapor el One People’s Public Trust, tratando de ayudar también a los demás a entenderlo, integrarlo y manifestarlo en las suyas.

La libertad no es gratis. Conlleva responsabilidad.
El cambio empieza contigo.
Haz lo correcto, ahora. Abraza tu responsabilidad.
Corre la voz.

¬°SOMOS LIBRES!